Negocios
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El sistema abarca a cerca de 3,5 millones de contribuyentes. Cuáles son las principales críticas que le hacen los expertos a la AFIP

El Monotributo sufre muchos cuestionamientos porque abarca a 3,5 millones de contribuyentes mucho de los cuales por sus ingresos, deberían tributar IVA y Ganancias, pero se esconden en el Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes por el fenómeno conocido como "enanismo fiscal", o son empleados en relación de dependencia en fraude a las leyes laborales.

Pero son varios los problemas que hacen que no sea fácil encontrar una solución de fondo.

Por un lado, cuando un contribuyente pasa el máximo de la categoría más alta del Monotributo y debe inscribirse en el Régimen General de IVA y Ganancias pasa a pagar 10 veces más impuestos, con 21% de I VA que encarece sus precios finales.

Hoy el pasaje de oficio del Monotributo al Régimen General de los contribuyentes por parte de la AFIP está suspendido, pero el tributarista Iván Sasovsky alertó que es "una bomba de tiempo" porque cuando la crisis pase, la AFIP tendrá que aplicar la ley y cobrar los impuestos pendientes desde el momento en que hubiera correspondido ese pase.

Por otra parte, muchos inscriptos en este Régimen Simplificado no son verdaderos monotributistas sino contratados por el Estado nacional y provincial, en fraude a la ley por los propios órganos que deben hacerla cumplir.

Además, la cotización del Monotributo incluye un aporte jubilatorio y a una obra social sindical, que son criticados por representar un "régimen previsional de privilegio" por su bajo monto que desfinanciará más al sistema de la seguridad social, según dijo a iprofesional el economista Daniel Artana. También por los gremios, porque erosiona el régimen solidario de salud.

La tributarista Teresa Gómez indicó que el Monotributo es una "categoría" pensada para todos aquellos contribuyentes pequeñísimos, que no soportarían, por el costo que ello implicaría, tener una administración con excesivo rigorismo en los aspectos contables e impositivos.

"Hay que pensar en eliminar todas las trabas para aquellos que estén 'dentro' del sistema impositivo, no hay que empujarlos a que ingresen en la franja marginal, hay que ayudarlos a quedarse dentro del Monotributo", enfatizó Gómez, y añadió que esto es más cierto en épocas de coronavirus.

Hoy el pasaje de oficio del Monotributo al Régimen General de los contribuyentes por parte de la AFIP está suspendido

Qué se debe modificar

Los siete puntos clave que proponen los expertos para una reforma del Monotributo son los siguientes:

1. Capacidad

El régimen debería definir mejor la capacidad contributiva del contribuyente, para que en el Monotributo sólo se inscriban los que no tienen la capacidad para estar en el Régimen General, y que no se amparen en el Régimen Simplificado quienes teniéndola, buscan disminuir su carga fiscal, explicó Marcelo D. Rodríguez, de MR Consultores.

Félix Rolando, de Andersen Argentina, dijo al respecto que debería acentuarse el control sobre los verdaderos ingresos de los contribuyentes incluidos en el mismo, a efectos de detectar posibles casos de enanismo fiscal.

Se trata de identificar aquellos contribuyentes que poseen ingresos muy superiores a los declarados ante el fisco, usufructuando así el pago de un régimen mucho más accesible y menor al que le correspondería, precisó Rolando.

Para el experto, resulta llamativo, por ejemplo, que en 2019 el 87% de los contribuyentes estaban en la categoría E (intermedia).

Este mayor control permitiría la inclusión en el régimen de aquellos contribuyentes cuyos parámetros reales fueron contemplados, y a la vez otorgaría mayor equidad para los contribuyentes que realmente cumplen con las obligaciones derivadas del régimen general, enfatizó Rolando.

2. Cómputo de IVA

Para combatir la evasión, debería permitirse el cómputo como pago a cuenta del Monotributo de un porcentaje del IVA que deberían facturar los proveedores, por la adquisición de obras, servicios y cosas muebles vinculadas a la actividad del monotributista, dijo el Consejo Profesional de Ciencias Económicas porteño, que preside Gabriela Russo.

De este modo se induciría al monotributista para que exija la factura al proveedor, debiendo éste verse obligado a emitir el comprobante respectivo con el IVA discriminado y de esa forma se tendería a evitar que los proveedores sigan incursionando en la economía informal, aumentándose así la recaudación, precisó el Cpcecaba.

3. Actualización de escalas

En lo que hace a las escalas ameritaría una pronta actualización del monto de ventas permitido en cada una de ellas. Debe tenerse en cuenta el efecto de la inflación y del estancamiento. Asimismo, carece de toda practicidad adicionar condicionantes tales como "energía eléctrica", "alquileres devengados" y otros, opinó Gómez.

La actualización de los valores del Monotributo (niveles de los tramos y montos a ingresar) que se realiza una vez por año no refleja con realismo las operaciones de los contribuyentes, lo que da lugar a acotar en forma extrema el universo de comprendidos, dijo Rolando.

En efecto, remarcó Rolando, si se considera el máximo de los ingresos previstos para la categoría K para el año 2020, se determina un límite diario de ingresos brutos de $9.000, y de superarse el sujeto debería pasar al régimen general.

El tributarista sugirió adecuar ese monto a valor superiores y más realistas, lo que a su juicio permitirá incluso disminuir maniobras tendientes a mantenerse ficticiamente en el régimen.

Expertos proponen siete puntos clave para una reforma del Monotributo

4. Plazo de actualización

Los valores de las tablas (ingresos, precios unitarios, cuotas a pagar y alquileres) deberían actualizarse semestralmente y no anualmente. Una inflación cercana al 50% anual distorsiona la posibilidad del monotributista de mantenerse en el régimen, opinó Sebastián Domínguez, de SDC Asesores Tributarios.

5. Condicionamientos

Debería derogarse o reformarse la exclusión del régimen simplificado cuando las compras más los gastos inherentes al desarrollo de las actividades realizadas por los monotributistas, supere determinado porcentaje, consideró Domínguez.

En todo caso, el monotributista que no factura lo que debe facturar o que tiene gastos que no pueda justificar, podrá quedar excluido por la acción de la AFIP, pero no establecer un porcentaje como sucede actualmente, agregó Domínguez.

6. Sociedades y condominios

Actualmente, a diferencia de lo que sucedía en ejercicios anteriores, se excluyen del régimen a todo tipo de sociedades. En muchos casos, los sujetos inicien los nuevos emprendimientos a través de un vehículo informal, como es el caso de las sociedades de hecho. Estas se encuentran actualmente excluidas del régimen.

Para Rolando, es conveniente incorporarlas nuevamente, de manera de facilitar el cumplimiento de las obligaciones fiscales por parte de emprendimientos pequeños, y no posibilitar el ingreso al Monotributo a las personas humanas. En igual sentido, es recomendable incorporar también en el régimen a los condominios que obtienen rentas de inmuebles urbanos.

7. Régimen de salida

Para los expertos, tiene que haber un paso intermedio entre el Monotributo y el Régimen General, pensando en algunas variantes: por ejemplo escalas intermedias de impuestos, con un sistema escalonado.

Si hubiera que hacer ajustes retroactivos, dejarlos de lado o ver cómo afrontar ese ajuste. Si el cambio es tan traumático, como ocurre en la actualidad, se corre el riesgo de que el contribuyente arranque en una situación que es casi irreparable para su economía, advirtió Silvio Rizza, presidente de la Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas (Facpce).

Al respecto, Russo y el Cpcecaba propusieron que hasta tanto se implemente el régimen intermedio, se cree un mecanismo que incremente en un 100% los rangos de facturación para locaciones de obras y servicios, y para la venta de cosas muebles, estableciéndose nuevas categorías y montos a pagar, según los montos facturados.

Para Rolando, sería conveniente incorporar nuevos tramos del Monotributo, que contemplen parámetros reales superiores a los actuales, por los que obviamente se deberá tributar un mayor monto de impuesto, de modo que exista una atenuación en el cambio de un régimen a otro.

Por su parte, Sasovsky opinó que se debería crear una categoría adicional o un régimen intermedio que incluya un pago de IVA proporcional y una Ganancia presunta con una tasa baja.

El experto abogó por una reforma de fondo que desgrave las ganancias que se reinvierten y que están en el proceso productivo, para gravar las "rentas definitivas", en cabeza de la persona física, como hacen Estados Unidos y los países nórdicos.

Fuente: iprofesional.com

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir notificaciones cuando haya nueva información disponible.